Alberto Redondo (SERES): “La transformación digital es un hecho y su impacto se dejará notar a distintos niveles en la empresa”

0
15
Alberto Redondo, director de marketing de SERES para Iberia y Latam de SERES. La empresa es SERES, especialistas en Facturación Electrónica
Alberto Redondo, director de marketing de SERES para Iberia y Latam de SERES. La empresa es SERES, especialistas en Facturación Electrónica

Entrevista a Alberto Redondo, director de marketing de SERES para Iberia y Latam de SERES. La empresa es SERES, especialistas en Facturación Electrónica

¿Cuáles son las perspectivas que tiene SERES en el Perú este 2017?

Nuestra posición en el mercado peruano es recomendar a las empresas que siempre vayan más allá del cumplimiento normativo. La política de la compañía ha sido siempre la de ofrecer a las empresas un acompañamiento en el intercambio electrónico seguro de documentos. Actualmente en Perú se pueden emitir electrónicamente facturas, boletas de venta, notas de crédito y débito, guías de remisión, comprobantes de retenciones, comprobantes de percepciones, recibo por honorarios, libros electrónicos y los registros de ventas y compras. Según la SUNAT, en un futuro cercano llegarán nuevos procesos electrónicos como la declaración mensual, la fiscalización electrónica, la eliminación de declaraciones determinativas, la eliminación del libro de retenciones y percepciones, la simplificación del registro de ventas, las devoluciones en menos tiempo, y la simplificación del proceso aduanero. Y en todos ellos queremos ser un referente.

¿Cómo les fue el año pasado?

Estamos creando las bases para convertirnos en la empresa líder en Perú. Sabemos que nuestro modelo es el más adecuado y que la mayoría de las empresas peruanas acabarán trabajando con un proveedor de factura electrónica. Por eso no tenemos prisa en lograr crecimientos espectaculares, nuestra manera de trabajar es más a largo plazo. En 2016, el Grupo SERES creció en su facturación alcanzando los 27.1 millones de euros.

¿Cuál es su cuota de mercado?

Nuestro enfoque de actividad está íntimamente relacionado con nuestra matriz, La Poste, el correo francés. La mentalidad es que en el fondo damos un servicio a la sociedad donde el trasiego de documentos es esencial para su desarrollo.

Nuestras esperanzas no van tanto a ganar cuota de mercado, que como empresa privada también lo perseguimos claro está, sino a consolidar en las empresas una forma avanzada, colaborativa, segura y sostenible de intercambio de información que beneficie tanto al emisor como al receptor, es decir, que sea un win-win. Y ahí, la experiencia de otros países donde hemos participado con más intensidad en el cambio es que muchas empresas no ven el verdadero valor del cambio, se quedan con cumplir una obligatoriedad, y adaptan levemente sus procesos actuales por el cambio.

Sabemos que esto es la punta de un iceberg que hará inevitablemente a las empresas afrontar el verdadero cambio, más pronto que tarde, y ahí, con la filosofía de nuestra matriz, sabemos que aportamos sostenibilidad, disponibilidad y calidad para alcanzar esto que serán claves para ganar cuota de mercado.

¿Qué planes tienen para este año?

Nosotros buscaremos mantener nuestra tendencia creciente de estos últimos años llegando a liderar el mercado de intercambio electrónico de documentos en Perú, como lo hacemos en la mayoría de países donde operamos.

¿Cómo piensan seguir creciendo en el país?

Estamos poniendo mucho foco en educar y formar. Queremos que no se reproduzcan los errores que hemos visto en otros países. Perú tiene la ventaja de que puede aprender de los errores de otros para evitarlos. Existe una casuística internacional enorme y verificada que hay que tener en cuenta. De alguna manera lo tenemos más fácil que los que comenzaron antes y hay que aprovechar esta circunstancia y convertirla en una ventaja competitiva, ahorrando tiempo, dinero, esfuerzos y fracasos. En paralelo, tenemos muy claro que la factura electrónica es un medio y no un fin. Es una herramienta clave para el negocio y los empresarios deben concienciarse de esta cualidad.

La transformación digital es un hecho y su impacto se dejará notar a distintos niveles en la empresa, sea ésta del tamaño que sea y con independencia del sector o mercado a que pertenezca. Poner en marcha la facturación electrónica es factible, pero requiere un sólido compromiso por parte de la gerencia y un tiempo de adaptación, ya que implica un cambio profundo en los modos de trabajar y relacionarse con los clientes. El mayor reto es tomar la decisión. El mercado ofrece servicios maduros, contrastados, eficaces, económicos… que permiten la inmediata transformación digital de los procesos de facturación, integrándoles en los sistemas de gestión del negocio y aportándoles una ventaja competitiva

Lo que es fundamental a la hora de tomar una decisión es tener claro que el proyecto de factura electrónica siempre queda vinculado a los cambios tecnológicos y normativos que conlleva la normativa de facturación: solicitud de certificación, formatos, firma electrónica, tiempos de entrega, plazos de adaptación, etc. Independientemente de la obligación, las empresas peruanas pueden, y deben, migrar a un sistema de facturación electrónica cuando lo consideren oportuno y siempre adecuándolo a la normativa y requisitos legales vigentes.

Nuestra visión es que las empresas peruanas tengan en cuenta que un proceso de emisión de facturas no deja de ser una comunicación tanto con la SUNAT como con los clientes, por lo que es necesario que la solución que elijan esté totalmente conectada con la SUNAT y que facilite un amplio conjunto de opciones que permita hacer llegar las facturas con éxito a los clientes. Todo ello, garantizando la confidencialidad, autenticidad e integridad de las facturas.

Otro elemento a valorar es asegurarse de que el servicio de factura electrónico que se implante es global, es decir, que permita una gestión completa en el tratamiento de las facturas: emisión, recepción, intercambio, integración y archivo y que sea sostenible en el tiempo.

¿Cómo ven el desarrollo del mercado los años que vienen?

Nuestro desafío a corto plazo, sobre todo, es crear una cultura positiva en torno a la factura electrónica, informar y formar a las empresas y capacitarlas para que tomen las mejores decisiones para su futuro y para su negocio.  A medio plazo, el objetivo es ser las empresas de referencia en el mercado peruano, el partner favorito de las empresas peruanas.

El impulso hacia la masificación de la factura electrónica sigue en marcha. No sé si a finales de 2018 todas las empresas peruanas trabajarán con factura electrónica, lo que sí sé es que vamos muy bien y se están cumpliendo todos los objetivos. Es evidente que con una utilización universal de la factura electrónica el tamaño del mercado será muy superior al actual.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here