Crítica de Interstellar: Gracias Nolan, por recordarnos nuestra insignificancia

0
311

Hace un par de días tuve el grato placer de ver Interstellar, la más reciente película de Christopher Nolan, el aclamado director de la nueva trilogía de Batman y encargado de darnos filmes memorables como ‘Memento’. Presentaciones aparte, Nolan siempre se ha caracterizado por ser extremadamente meticuloso en la realización de sus filmes, a un nivel casi obsesivo, y eso se agradece en Interestellar.

En tiempos de Avengers, super-remakes y demás, Interstellar apunta a un tema futurista pero actual: ¿Qué pasará con la humanidad cuando el planeta nos avise que ya no da más? Nuestra capacidad de adaptarnos es nuestra mayor carta para estar a la cabeza de la cadena alimenticia, sin embargo ¿Cómo podríamos adaptarnos si nuestro hogar ya no fuera capaz de soportar la vida? La respuesta, evidente, sería «busquemos otra casa».

Eso suena sencillo, pero en la práctica solo hemos ido una vez a la luna (al menos eso es lo que sabemos) y estamos muy lejos aún de una misión exitosa a Marte, por lo que pensar en viajar a otras galaxias parece rayar lo imposible (al menos con la tecnología actual). La premisa de Interstellar es esa, es nuestra eterna interrogante ¿De qué sería capaz el intelecto humano, su capacidad de adaptarse si el marcador estuviera en cuenta regresiva? ¿A qué renunciaríamos? ¿Elegiríamos la supervivencia de la especie por encima de nuestras afecciones? ¿Por encima de lo que amamos, de LAS PERSONAS A LAS QUE AMAMOS?

La atmósfera de la película es abrumadora: la desesperanza, nuestra insignificancia ante lo desconocido, ante lo descomunal del universo. Nuestra eterna lucha entre la razón y el sentimiento, entre nuestra intuición y los datos fríos y duros. Y la fe, la fe entendida como como ese afán tan humano de sobrevivir, de perpetuarnos en nuestros hijos, en nuestro legado. Porque más allá de los artificios, de los efectos impecables, de la extraordinaria banda sonora y de la fotografía perfecta, Interstellar es una película sobre la humanidad, sobre la relatividad del tiempo.

Pero eso sí, no es fácil verla, puede llegar a ser confusa por momentos, debido a ese afán científico de Nolan, de explicar teorías, de realmente dar lecciones intensivas de teorías y eventos cósmicos que tal vez nunca veremos de cerca. Sin embargo, sea que entiendas o no estos conceptos, Interestellar te atrapará, te hará entender que solo somos polvo, pero ‘polvo de estrellas’ y que somos capaces de lo mejor y de lo peor.

Consejo: No vayas a ver Interstellar para analizar ‘sus fallos científicos’, que los debe tener. Ve al cine a sentirla, a disfrutar de la Ciencia Ficción. Estamos seguros de que saldrás del cine con la sensación de que acabas de ver una película que te tendrá pensando buen tiempo.

De parte de los technopatas: GRACIAS NOLAN.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.