Internet es más frágil de lo que crees

¡Comparte!

Setiembre, 2021.- Para un sistema global sin una autoridad central, Internet es muy confiable. Pero su confiabilidad y seguridad podrían verse comprometidas si sus componentes críticos quedan dominados por unas pocas corporaciones.

El mes pasado, un problema en un proveedor de servicios en la nube con sede en San Francisco llamado Fastly shut down the Internet en partes del Reino Unido, destruyó los sitios web del gobierno británico y varios periódicos importantes. La interrupción dejó a Amazon temporalmente inaccesible y afectó a sitios populares como PayPal, Reddit y Hulu, además de Twitter.

Control de internet

Esta es al menos la tercera vez en menos de un año que un problema en un gran proveedor de computación en la nube ha cerrado aplicaciones y sitios web populares, lo que ilustra la vulnerabilidad de una plataforma que todos damos por sentada. Sin embargo, cuatro partes clave de Internet ya están controladas por solo un puñado de grandes empresas de tecnología, mientras que una quinta parte pronto podría caer bajo la misma influencia.

Los navegadores web y los sistemas operativos constituyen el primer componente. Durante las últimas dos décadas, las empresas de Big Tech han establecido monopolios efectivos sobre los sistemas operativos y navegadores que crean la experiencia en línea del usuario. Por ejemplo, Microsoft Windows y MacOS de Apple controlan el 95% del mercado total de sistemas operativos de escritorio, mientras que para dispositivos móviles, Google Android y Apple iOS controlan casi el 100%. Las empresas estadounidenses tienen más del 90% del mercado de navegadores móviles.

Los motores de búsqueda y las tiendas de aplicaciones son una segunda parte de la Web que está efectivamente controlada por unas pocas empresas. Según Grandview Research, las tiendas de aplicaciones de Google y Apple representan más del 90% de las descargas de aplicaciones. En cuanto a la búsqueda, Big Tech tenía una participación de mercado de más del 97% para la búsqueda de escritorio y móvil en septiembre de 2020. El motor de búsqueda no estadounidense más grande, Baidu de China, tenía solo una participación del 0.7% del espacio de búsqueda de escritorio y el 1.5% de la búsqueda móvil.

La tercera parte de la web dominada por las grandes empresas tecnológicas es la nube, donde residen los servidores y los datos. Clasificadas por ingresos, las tres principales empresas de servicios en la nube del mundo son Amazon Web Services, Microsoft Azure y Google Cloud. En conjunto, poseen el 57% de la participación de mercado, según Canalysys, un grupo de investigación. Mientras tanto, el proveedor de nube dominante en China, Alibaba Cloud, tiene solo el 6% del mercado global.

El cuarto elemento son los chips semiconductores basados ​​en silicio que sustentan casi todos los aspectos de Internet. Están en dispositivos, servidores, redes, cualquier cosa informatizada o utilizada para transmitir datos.

De los 10 principales fabricantes de semiconductores clasificados por ventas en el primer trimestre de 2020, solo cuatro no eran grandes empresas tecnológicas estadounidenses; de ellos, solo uno no tenía su sede en una nación aliada de Estados Unidos.

Fontanería de red

La única parte restante de Internet que Big Tech no controla es la capa de red: la tubería que mueve bits y bytes desde el teléfono inteligente que tiene en la mano a la aplicación en el centro de datos en la nube. Sin embargo, este último bastión de la independencia está ahora en peligro.

Actualmente, el mercado de equipos de telecomunicaciones se distribuye de manera uniforme y equitativa en Asia, Europa y el resto del mundo. Las empresas asiáticas, que representan una región con el 60% de la población mundial, tenían alrededor del 40% de la cuota de mercado mundial de equipos de red en 2020, según Dell’Oro Group. Algo menos de un tercio de la cuota de mercado mundial es europea, dividida entre Ericsson y Nokia. El tercio restante se divide en un gran grupo de proveedores, con varias empresas estadounidenses, sobre todo Cisco, que poseen una participación significativa.

Pero este último mercado justo está amenazado. Las consideraciones comerciales ahora se ven afectadas por la geopolítica, excluyendo a los principales proveedores y reduciendo la competencia. Como consecuencia, los costos aumentan, las empresas reducen sus inversiones y hay menos innovación, mientras que los consumidores pagan precios más altos por productos y servicios inferiores. Por el contrario, garantizar una selección diversa de proveedores estimula la competencia, impulsa la innovación y potencialmente reduce los costos.

Con Internet más vulnerable que en cualquier otro momento de la memoria reciente, es hora de una conversación basada en hechos sobre cómo proteger las redes y los sistemas digitales. La alternativa – alejarse más de la competencia del mercado libre y aumentar nuestra dependencia de un pequeño número de actores dominantes de la industria – reduce en gran medida las probabilidades de lograr el ciberespacio resistente y confiable que el país y el mundo necesitan con tanta urgencia.

Artículos relacionados

LG PRESENTA LA NUEVA LÍNEA DE PORTÁTILES PREMIUM LG GRAM 2022

Esta serie se caracteriza por su potente rendimiento y...

ESTUDIANTES DE TECSUP SE MANTIENEN A LA VANGUARDIA CON CAPACITACIONES INTERNACIONALES

Leviton, importante empresa estadounidense, líder mundial en control de...

Llega a Film&Arts la historia de “Janet Baker: en sus propias palabras”

Film&Arts presenta el documental de la carrera operística de...

Elementos y tecnología necesaria para implementar una fábrica digital

Por David Ceron, Director Technical Sales de Hitachi Vantara Si hablamos...

¿Cómo utilizar la tecnología para impulsar los espacios híbridos en las oficinas?

Epson comparte tendencias tecnológicas que permitirán a las organizaciones...

Primus presenta interruptores de teclados para cada tipo de gamer

Gracias a los interruptores mecánicos de color rojo se...