More

    ¿Quién es el dueño de Huawei?

    ·        Huawei afirma que su programa de propiedad de acciones para empleados es parte del éxito de la empresa.

    Diciembre, 2020. Cuando se habla de Huawei normalmente se refiere a Huawei Technologies, el líder mundial de las TIC. En los registros, esta empresa es propiedad total de Huawei Investment and Holding que tiene dos accionistas: Ren Zhengfei, su fundador, y la Unión de Huawei Investment and Holding. Este arreglo en el que el sindicato se utiliza como un vehículo para registrar la propiedad de las acciones de los empleados ha sido a menudo una fuente de percepciones erróneas, pero no tiene por qué serlo, ya que los sindicatos en China son esencialmente diferentes de los de Europa o América. Ren Zhengfei es el accionista individual, pero también participa en el programa de accionariado de los empleados. Su participación se ha diluido con los años a medida que se ofrecen a los empleados. Al 31 de diciembre de 2019, Ren tiene el 1.04 por ciento, en total. Es típicamente después de unos años en el trabajo que a los empleados se les dará los derechos para comprar acciones en la empresa. Ahora, cerca de la mitad de los 194 mil empleados son dueños de tales acciones.

    ¿Cómo se creó el programa de acciones para empleados?

    El programa de propiedad de acciones para empleados de Huawei, o ESOP, no es único, pero ha recorrido un largo camino desde la creación de la empresa. Ren fundó la compañía en 1987. Para entonces, tenía 44 años y había sido despedido como gerente de una empresa con sede en Shenzhen, después de situaciones que llevaron a importantes pérdidas para su empleador. Estaba casi quebrado. Ren fundó Huawei junto con otros cinco inversionistas que contribuyeron al capital inicial de 21 mil yuanes (unos 4 mil dólares estadounidenses en ese momento), el mínimo requerido para registrar una empresa. La empresa ha invertido constantemente una enorme proporción de sus ingresos anuales en investigación y desarrollo desde los primeros años. Hubo fracasos y éxitos, y la empresa a veces estuvo cerca de la quiebra, también.

    Huawei fue el absoluto menospreciado en sus primeros años, teniendo que competir contra los gigantes internacionales y los vendedores estatales. La mayoría de las veces le faltaba capital, sobre todo porque ha adoptado el enfoque de una inversión constantemente fuerte en investigación y desarrollo. La empresa comenzó a ofrecer acciones virtuales a sus empleados, en parte para aumentar el capital de la empresa.

    Ren no tenía ni idea de cómo funcionan los programas de propiedad de acciones de los empleados en Europa o América. Sin embargo, su propio programa ESOP funcionó bien y produjo grandes incentivos para que los empleados trabajaran duro. Los empleados que se unieron a la compañía en los primeros años a menudo cuentan cómo Ren inspiró a los ingenieros con visiones color de rosa. Aquellos que perseveraron a través de los difíciles primeros años vieron los retornos de su inversión creciendo exponencialmente ya que Huawei tuvo un crecimiento explosivo muchos años después. Muchos de ellos son ahora multimillonarios. Huawei, el menospreciado, logró romper gradualmente las barreras, primero en los mercados rurales y luego en los urbanos, y luego en los internacionales. Fue una improvisación que las acciones de los empleados se registraran utilizando el sindicato como vehículo, pero ha funcionado bien, principalmente debido a una diferencia clave entre los sindicatos de China, y los de Europa y América. Los sindicatos están encargados de cumplir el propósito de la ley de «promover el bienestar de los empleados», también son conocidos como organizadores de actividades deportivas o de ocio para los colaboradores.

    Las acciones eran algo nuevo en ese entonces y Huawei fue investigado una vez por emitir acciones a sus empleados. La conclusión fue que no había habido ningún delito. Más importante aún, el acuerdo improvisado ha funcionado bien. Ha habido ajustes en los detalles, pero esencialmente no ha sido más que un vehículo de registro de la propiedad de las acciones y la distribución de la bonificación. Huawei permite que sus empleados se jubilen a los 45 años o incluso antes y que conserven una cierta cantidad de acciones. Estas acciones generarían un flujo de ingresos mejor que el que reciben los funcionarios chinos después de jubilarse a los 60 años. Estas inversiones de los empleados son similares a las acciones en el sentido de que generan una corriente de ingresos. Sin embargo, como las acciones no se negocian libremente en el mercado, no hay prácticamente ninguna manera de determinar el valor justo. No obstante, dado el importante descuento, han sido atractivas. Lo que realmente importa no son los detalles del inusual programa de acciones de Huawei, sino los incentivos que ha producido. De hecho, ha llevado a los empleados a trabajar tan duro que eso explica gran parte del éxito de Huawei.

    Latest articles

    Related articles

    Leave a reply

    Please enter your comment!
    Please enter your name here

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.