Hace unas semanas pudimos probar el televisor SONY XBR-65A8G de 65” junto al Sound Bar HT-X8500, una experiencia sublime que compartiré en las próximas líneas, centrándonos más en la experiencia audiovisual que en el apartado técnico.

Diseño

SONY nunca desentona. Desde la caja, el embalaje, y la imponente presencia del XBR-65A8G, uno puede ver las señas de una marca que ha demostrado saber dar en la yema del gusto de los usuarios más exigentes.

Con un soporte metálico en forma de U, el XBR-65A8G es relativamente sencillo de instalar, aunque resulta siempre intimidante tener que sostenerlo de los bordes mientras se atornilla la base. Las indicaciones son claras y simples de ejecutar. Como verán en las fotos, el equipo es imponente y luce realmente genial (a pesar de tener que ponerlo en mi mesa de centro por temas de espacio).

Esto debes tenerlo muy en cuenta. Un televisor de este tamaño debe contar con el espacio suficiente para apreciarlo en todo su esplendor (y para que tus espacios no se reduzcan al mínimo).

Con respecto al Sound Bar, este es ligero y se empareja fácilmente con la televisión. Bastó conectar el HDMI para que fuera detectado automáticamente, sin mayores contratiempos, a lo que contribuyó el hecho de que ambos dispositivos fueran de la misma marca.

El Sound Bar HT-X8500 tiene un peso moderado. No es tan pesado como para que cualquier miembro de la familia lo traslade ni tan ligero como para que tener el miedo de que se resbale de las manos.

Ambos controles remotos tienen las funciones justas y necesarias para un fácil acceso a las características de cada uno. El del Sound Bar te permite las opciones de ecualización clásicas (Cine, deportes, música, etc.) y las opciones de conectividad y configuración.

El control remoto de la XBR-65A8G, por su parte, tiene las opciones multimedia bien distribuidas y permite rápido acceso a las funcionalidades multimedia del dispositivo.

Sistema operativo y funcionamiento: Android ¡te amamos!

Al encender la XBR-65A8G encontraremos las indicaciones básicas de configuración de idioma, Wifi y conectividad. Lo primero que salta a la vista es la calidez de los colores y un color negro que, si bien no es perfecto, sí que brinda una profundidad y riqueza visual que se aprecia al momento de ver películas o imágenes.

Sin embargo, más allá de la calidad visual de este equipo (innegable), el verdadero gancho es el Sistema Operativo Android con el que viene implementado. Esto permite instalar aplicaciones como Facebook Watch (Videos), y Directv GO. No solo es una verdadera gozada la facilidad con la que se navega por la interfaz, sino también el funcionamiento eficiente y fluido que, en algunos casos, ha sido una deficiencia en televisores de otras marcas.

Si le sumamos que viene con Chromecast incorporado, tenemos un funcionamiento ágil y características que potencian a la máximo potencia la experiencia multimedia, fundamental en un televisor Smart de este tamaño.

Imagen y sonido

Vimos algunas películas 4K y realmente la experiencia fue SUBLIME. Colores bien definidos, profundidad y contraste entre claroscuros y una fluidez de frames que contribuyen enormemente a la experiencia visual.

El sonido por defecto de la SONY XBR-65A8G puede ser suficiente para la mayoría de usuarios, pero sumado al Sound Bar HT-X8500 tenemos la experiencia completa. Apagar las luces, encender la Sound Bar y ver una película en 4K es lo más parecido a una experiencia “de cine” que hemos vivido en mucho tiempo.

A pesar de que lo tuvimos por 10 días, aún extrañamos ambos dispositivos.

Precio y disponibilidad

OLED TV 65”

  • Precio de Lista: S/.13,299.00
  • Precio Sony Store (Actual): S/.9,999.00

Soundbar

  • Precio de Lista: S/.1,599.00
  • Precio Sony Store (Actual): S/. 999.00

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.