More

    CyberPunk 2077, Reseña Honesta del Juego ¿Vale la Pena?

    Créditos de la imagen: Créditos: Pexels, cottonbro

    Pues sí, nos hemos pasado CyberPunk 2077 y ahora, con propiedad, podemos hacer una reseña honesta del juego. Intentaremos mantener los spoilers al mínimo, pero te ponemos sobre aviso, el juego no es lo que estábamos esperando.

    Y es que, comenzando por su historia, estamos en un mundo distópico en donde puedes iniciar tu camino como nómada, hijo de la calle, o afiliado de “la corporación”.

    Eres V, un personaje cuyo sexo y apariencia defines al principio del juego y, junto a Jackie, tu objetivo es escalar tu reputación dentro de Night City; hasta que quedas involucrado en un proyecto secreto de tecnología experimental que indirectamente revive a el novio de internet Keanu Reeves (cof, cof) digo, Johnny Silverhand.

    Esta es la historia de forma resumida, y uno pensaría que está bien, pero aquí entramos en los primeros dos puntos negativos verdaderos que tiene el juego.

    Y digo verdaderos porque, aunque los glitches y la mala optimización para PS4 son reales, con la implementación de parches podrán solucionarse, pero los dos siguientes problemas no.

    La historia

    La historia de CyberPunk 2077, aunque está genial, en realidad se siente muy básica y hasta pobre.

    Es cierto, muchos nos creamos grandes expectativas, pero dejando eso de lado, sus 35 horas de juego en verdad son poca cosa cuando las comparamos con las 72 horas que ofrece The Witcher 3: Wild Hunt (y eso sin contar las misiones secundarias).

    El mundo distópico se ve genial, en realidad es simplemente asombroso, pero hay tantas cosas que pudieron hacer y que no hicieron, que en verdad el mundo le queda grande al argumento.

    El mejor ejemplo para explicar esto de la forma más clara es la misma creación del personaje. Puedes literalmente personalizar su sexo, pero al final de cuentas, el juego se ve en primera persona.

    Es decir, le faltó eso, y lo peor es que está allí, pero decidieron no explotarlo. No ir más allá. Y esto también se ve reflejado en su jugabilidad.

    Jugabilidad

    Aunque no es un juego de acción como Doom al momento de combatir o disparar, la jugabilidad también se quedó corta, innovaron poco, o casi nada.

    Un ejemplo de ello es el casino. 

    Pensábamos que podríamos apostar en la ruleta, usar las máquinas de pinball y acceder a un minijuego escondido o cosas así. Pero nos quedamos con las ganas.

    Tanta fue la decepción que, para saciar esa experiencia incompleta, decidimos buscar un listado con casinos virtuales que nos permitiera disfrutar del juego.

    De nuevo vemos que dejaron pasar una oportunidad, o tal vez sí la implementaron, pero al final la tuvieron que desechar, pues ya habían mencionado lo del contenido eliminado de CyberPunk 2077 por motivos de optimización.

    Pero, si la optimización afecta la jugabilidad así, con tal de que se vea “bonito” el juego, tal vez hubiese sido mejor bajarle un poco a los colores, al neón y otras cosas (que al final terminaron fallando); pero dejar ese contenido extra que enriquece la trama y hacía que el mundo se sintiese más vivo.

    Ahora ya, dejando de lado lo malo

    Es un gran juego, no la obra maestra que esperábamos, pero es un juego que definitivamente vale la pena tener y re jugar.

    Sus seis finales y tres comienzos no se sienten forzados o artificiales, en verdad son el producto de nuestras decisiones a lo largo de la campaña.

    El “modo sigilo” en donde te mueves hackeando el entorno, a los enemigos y a ti mismo, es bastante desafiante. No es necesario, pero es una opción de jugabilidad que se siente diferente y a veces innovadora. 

    Aunque no lo sea, pues al cabo de un tiempo recuerda y se siente mucho como Watch Dogs.

    A largo plazo, creemos que CyberPunk 2077 era el juego que la industria necesitaba.

    El apartado artístico es muy similar a una película, es imposible no asociarlo con Blade Runner. Pero más que una obra final, es una bienvenida a lo que serán los videojuegos de ahora en adelante.

    La bienvenida que nos dio CD Project, en realidad no era una bienvenida a su mejor título, sino al primer título de la nueva generación. 

    Una generación de juegos de mundo abierto donde cada trozo es coherente, único y sencillamente genial.

    Ahora, lo que necesitamos es que, para las futuras entregas, cada uno de esos elementos tenga su historia y se pueda interactuar con ella. 

    Algo similar a los títulos de Shenmue.

    Por supuesto, falta esperar por los DLC’s, aunque no creemos que vayan a ser muchos, y obviamente no corregirán los problemas que le restaron valor a esta entrega, pues sus seis finales son “redondos”.

    La historia no da para más, pero el mundo sí da para mucho. 

    Ojalá podamos disfrutar el juego en tercera persona, aunque sea un shooter, tenemos a Red Dead Redemption 2, el cual demostró que no hace falta tener una visión en primera persona para jugar este tipo de títulos.

    Jesus Abonhttp://www.technopatas.com
    Co-Fundador de www.technopatas.com, Consultor en Marketing Digital. Especialista en Social Media y Comunicación Digital. Gamer, gooner y padre.

    Latest articles

    Related articles

    Leave a reply

    Please enter your comment!
    Please enter your name here

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.