[REVIEW] Crucial p1 NVMe PCIe M.2 SSD: Pusimos a prueba lo nuevo de Crucial

0
9480
Crucial P1 1TB en Perú

Crucial nos hizo llegar su SSD Crucial P1 NVMe de 1TB con factor de forma M.2 lanzado a finales del año pasado. Aprovechando que estamos en tiempo de lanzamiento de nuevos juegos y que nuestra laptop gamer ya necesitaba un upgrade, nos pusimos a la tarea de probar este SSD.

Ojo con la compatibilidad

Una advertencia. Si bien el factor de forma M.2 es el mismo para SATA que para PCIe (PCI express), verifica que tu dispositivo, sea notebook o desktop, tenga la compatibilidad con la tecnología PCIe. Caso contrario, tendrás un bonito disco de colección que no podrás utilizar nunca.

Primeras impresiones

La caja del Crucial P1 viene con lo básico: el SSD y una pequeña guía con las direcciones web para descargar el software (importante, ya que permite la migración de tu sistema operativo al nuevo disco) y para revisar online el manual de instalación.

Esto tiene sus pro y sus contra, hubiéramos preferido un manual completo impreso, pero para generaciones más recientes esto no debe ser ningún inconveniente. Sí echamos en falta que viniera con un tornillo SSD M.2, debido a que algunos dispositivos no lo traen incorporado.

Tras sufrir algo con el tornillo Hexagonal de nuestra ROG GL752VW, pudimos finalmente instalar el disco sin mayores dificultades y pasar a la configuración.

El software de migración de Crucial, Acronis True Image HD, nos permitió hacer un pase sencillo y nada traumático de nuestro sistema operativo (Windows 10) al nuevo SSD Crucial P1.

Crucial P1 1TB en Perú

La hora de la verdad

La notebook que manejamos, hasta antes del Crucial P1, no fue probada antes con ningún SSD, por lo que disfrutar del arranque rápido (3 segundos) de Windows 10 tras dos años de un disco SATA estándar, fue una maravilla.

De igual forma, la carga de juegos en Steam y, en especial de la suite de Adobe, representó un cambio significativo para el flujo de trabajo y las actividades diarias.

En esto no hay ninguna sorpresa, y el almacenamiento de 1TB que ofrece el Crucial P1, nos permite contar con lo suficiente para almacenar archivos y cargar nuestras aplicaciones más frecuentes.

La velocidad de escritura, para mover grandes volúmenes de archivo, estuvo en 360 – 380 MB/s en promedio, algo más que respetable si lo comparamos con un HD estándar.

A nivel de renderizado (Adobe Premier) y videojuegos exigentes a nivel visual como Battlefield V, Dragon Ball FighterZ, Just Cause 3 y el Rise of the Tomb Raider, se notó la diferencia con nuestro anciano pero eficiente disco duro tradicional. En ese sentido, el Crucial P1 representa un upgrade notorio.

Sin embargo…

Y aquí viene lo que consideramos es el debe del Crucial P1. Su conexión NVMe, en teoría más rápida que la conexión SATA de otros SSD, en la práctica no demuestra ser muy superior a otros SSD SATA de la misma marca, con precios más accesibles.

Este es, quizá, el principal inconveniente del Crucial P1. Si pasas de un Disco Duro SATA estándar a un SSD como este, notarás una diferencia brutal. Sin embargo, la valla que debe superar un SSD es la competencia con sus iguales.

En ese punto el diferencial del Crucial P1 no supera en gran medida a otros SSD con conexión SATA, a priori una conexión más lenta, y queda algo rezagado con otros SSD NVMe.

Esto, sumado a un precio que, en promedio ronda los 800 – 900 Soles, genera una sensación de estar sobrepagando por el disco. No obstante, esto podría solucionarse con una actualización firmware, pues la arquitectura del disco y su conectividad aún dan margen de optimización.

Esperamos que Crucial haga las optimizaciones del caso porque, en definitiva, el almacenamiento que ofrece su Crucial P1, sumada a la trayectoria y garantía de la marca, lo convierten en una buena combinación entre rendimiento y capacidad, algo que no es habitual, de momento, en el mundo de las SSD.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.