El nuevo MacBook muestra el lado oscuro de la innovación (y de Apple)

0
333

Nueva MacBook

Todo lo que lanza Apple parece (en el inconsciente colectivo) bañado en oro. Es como un Ferrari último modelo, o mejor aún, como un Lotus. Esperas que sea lujoso, único, exclusivo. Pero en la tecnología hay límites. Algunos se pueden saltar en pos de la innovación, de evolucionar, del tan mentado ‘valor agregado’. Pero a Apple parece que se le pasó la mano con el nuevo MacBook.

¿Por qué decimos esto? Pues bien, resulta que, además de ser 24% más delgado que su antecesor, y de la Retina Display, la gran innovación del MacBook es el nuevo puerto USB Type C ¿Qué es eso? Se trata de una nueva norma en entradas USB que permiten transmisión de datos, carga de energía, transmisión de audio y video, etc., usando un mismo cable (actualmente si quieres transmitir video a un televisor desde tu portátil, debes usar un cable HDMI, por poner un ejemplo).

Hasta ahí todo muy bonito y ‘revolucionario’ (que desgastada está esta palabra hoy en día), si no fuera por un detalle: No hay más puertos en el nuevo MacBook. Así como lo lees, solo existe esa única entrada USB Type C, y claro, una entrada estándar para tus audífonos o parlantes externos ¿Pero no acabas de decir que este puerto funciona para cientos de usos? Sí, pero tienes dos inconvenientes graves:

1.- Solo tienes UN PUERTO. Si estás cargando tu nuevo McBook (se carga mediante esta entrada), no tienes forma de transmitir datos vía cable, porque tendrás la entrada ocupada. Un ABSURDO.

2.- Al ser una norma nueva, el USB Type C no cuenta con una amplia gama de dispositivos ¿Qué harás con tus discos duros portátiles, cámaras de video, etc.? 

Y agárrate porque viene la parte más interesante: Como Apple piensa en los usuarios (JA!) te permite comprar adaptadores, uno a modo de hub (múltiples entradas en una) que permiten conectar diferentes dispositivos tradicionales a tu MacBook y ampliar las entradas, por 89 euros (baratito nomás), y que además no cubre todas las posibles conexiones. Y hay una opción más sencilla que cuesta 19 euros, que consiste en adaptador para un solo tipo de entrada (por ejemplo HDMI) a USB Type C.

Nuevo Macbook
Los 89 euros que no deberíamos gastar…

 

En resumen, Apple quiere tu dinero. Eso no está mal tratándose de una empresa que debe facturar ¿Pero por qué caer en el absurdo? ¿Por qué quitarle características necesarias al usuario? Eventualmente todo será inalámbrico, es lo más probable, pero no era este el momento para forzar las cosas. Apple ha demostrado que quiere a la gallina de los huevos de oro, porque cree que pagará. Disfraza eso de ‘innovación’, y obtendrás la polémica decisión en su nuevo MacBook.

¿A ti qué te parece está decisión? ¿Estás a favor o en contra de que no hayan más puertos en el nuevo MacBook?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.